lunes, 24 de octubre de 2011

ANÁLISIS DE HAMLET

HAMLET






William Shakespeare



CONTENIDOS – HAMLET

William Shakespeare
HAMLET – De qué trata la obra
Elementos del drama
La estructura
Organización del mundo dramatizado
Mundo dramático (Espacios)
Personajes
El conflicto
Código apreciativo
Caracterización de los parlamentos
Relaciones texto con el contexto y con el género y movimiento
El movimiento literario
El género literario
A manera de ampliación acerca de los componentes característicos de la tragedia

ANEXO
Tema: Hamlet

BIBLIOGRAFÍA



WILLIAM SHAKESPEARE

William Shakespeare en un autor dramático y poeta inglés (Stratord-on-Avon 1564-1616) Entre las escasas noticias de su vida, las más fidedignas son las que se deducen de documentos legales y testimonios de sus contemporáneos. Los datos biográficos precisos de que se dispone son los siguientes: hijo de John, acomodado comerciante perteneciente el gremio de los curtidores, y de Mary Arden, fue bautizado el 26 de Abril de 1564 en Stratford-on-Avon; aquí frecuentó durante cierto tiempo la Grammar School y a los 18 años contrajo matrimonio. En 1592 se encontraba en Londres y en 1594 figuraba ya como miembro de los Chamberlain`s Men (la compañía teatral que bajo Jacobo I se llamó los King`s Men); en 1597 adquirió una casa en Stratford. y en 1602 consta como domiciliado en Cripplegate. En 1609, la compañía de Shakespeare (que en 1599 había abierto el teatro The Globe) comenzó a dar representaciones en el teatro cubierto de Blackfriars; en 1610, poco más o menos, Shakespeare se retiró a Stratford y en 1616 hizo testamento. Sus restos descansan en el coro de la iglesia de Stratford.
Antes de afianzarse en el ambiente teatral hacia finales de siglo probó también fortuna como poeta con Venus and Adonis (1593; Venus y Adonis) y Lucrece (1594; Lucrecia), elegantes y preciosos poemitas que dejan entrever una educación literaria ciertamente refinada; el primer poema, superior al segundo, recuerda el Hero and Leander de Marlowe. Escribió la farsa cómica de the Taming of the Shrew (1593-1594; La fierecilla domada) , la grotesca y densa colección de horrores senequistas de Titus Andronicus (1593-1594), , los duros e inexpresivos chronicle plays, con los cuales comienza el ciclo histórico de las guerras entre las familias de York y Lancaster ( las tres partes de Henry VI; 1590-1592), todos productos inferiores, pero de los que destaca con evidencia la intención de no dejar escapar las ocasiones de aprender bien el oficio para poderlo dominar en el momento que alcanzase imágenes poéticas propias más libres y más sentidas. Por otra parte, éstas ya se pueden apreciar en algunos dramas menores, contemporáneos de los primeros, como Love`s Labour`s Lost (1594-1595; Trabajos de amor perdidos), drama construido de acuerdo con los preciosisimos sofisticados de Lyly, y la vaga y novelesca aventura de los Two Gentlemen of Verona(1594-1595; Los dos caballeros de Verona) Además, el oficio teatral alcanzó un planteamiento perfecto en la farsa plautina The Comedy of Errors (1592-1593; La comedia de las equivocaciones) y en Richard III (1592-1593; Ricardo III) donde Shakespeare presentó también, en el demoníaco personaje del protagonista, el primer retrato de su galería.
Se han hecho numerosas tentativas para clasificara cronológicamente los dramas de Shakespeare y distinguir un cierto número de "períodos" caracterizados por elementos comunes; pero parece, por la fluctuante incertidumbre de las fechas, que los dramas, por lo menos hasta el cambio de siglo, se resisten a un ordenamiento riguroso, así como la inspiración de Shakespeare se resistió a un desenvolvimiento regular y constante del que se puedan, al menos, entrever sus leyes. Más bien Shakespeare aparece interesado en buscar una variedad continua de temas y tonos, y así, desde 1595 aproximadamente, se puede asistir a una especie de coordinación. Basta pensar en la apasionada y al mismo tiempo ingenua protesta de amor que informa su Romeo and Juliet (1594-1595; Romeo y Julieta) y en el cinismo que es el fundamento de la comedia mágica Midsummer Night`s Dream (1595-1596; El sueño de una noche de verano); en la inclinación lírica del sentimiento que invade todo el admirable Richard II (1595-1596; Ricardo II), y en el vigoroso realismo con el que se ve al bastardo Faulconbridge de King John (1596-1597; El rey Juan). Estos tanteos iniciales iban a encauzarse definitivamente en los últimos años del siglo XVI. Entonces aparecieron los ciclos dramáticos cerrados producto de la reflexión y la experiencia, como, por ejemplo, The Merchant of Venice (1597; El mercader de Venecia) y Henry IV(1598; Enrique IV).Tal vez el personaje Falstaff (El rey Juan) el punto de partida de las nuevas experiencias. Con él, que reaparece, aunque con menos garra, en The Merry Wives of Windsor (1600-1601; Las alegres comadres de Windsor), se puede considerar ya iniciada y operante en Shakespeare aquella búsqueda de motivos de la comedia humana y de la tragedia que le llevó a sus intuiciones más profundas. Falstaff es tan fascinante en su poderosa y desordenada impiedad que el dramaturgo no acertó a desasirse de él sin antes haberlo conocido hasta en sus más secretos rincones. De la misma manera que conoció al Bruto de Julius Caesar (1599-1600; Julio César) y enriquecido por ambas experiencias, así fue conocido y amado el príncipe danés de Hamlet (1600-1601).
Entre Hamlet y las otras grandes tragedias: Othello (Otelo), King Lear ( el rey Lear), Macbeth y Anthony and Cleopatra (Antonio y Cleopatra), transcurrieron cinco años, aproximadamente, en los cuales parece que Shakespeare se recogió en sí mismo para meditar y proseguir en tono menor, pero con parecidas intensidad y profundidad, la indagación planteada en aquella tragedia. Nacieron así Troilus and Cressida(1601-1602), All`s Well that End Well (1602-1603; Bien está lo que bien acaba) y Measure for Measure (1604-1605; Medida por medida), obras marcadas por una desconfianza y superabundante amargura y un pesimismo cerrado e incapaz de los vuelos y de las fugas heroicas de la tragedia. Sin embargo, esta fase de perplejidad y finalmente, de negación había sido precedida de un sereno paréntesis lírico: en las tres comedias Much Ado About Nothing( mucho ruido para nada), As You Like it ( Como gustéis) y Twelfth Night ( La doceava noche), pertenecientes al periodo de 1598-1600.
Coriolanus ( Coriolano) y Timon of Athens (Timón de Atenas) de 1607-1608, marcaron la época entre las grandes tragedias y la última fase (1608-1612) de serenidad reencontrada, la cual predomina en los dramatic romances y que se presenta como un conjunto de obras homogéneo, ordenado y concluso: Pericles, Cymbeline, The Winter`s Tale (Cuento de invierno) y The Tempest (La tempestad) repiten, aun dentro de su variedad, características comunes por su huida hacia lo novelesco y también lo fabuloso, con lo que Shakespeare parece acentuar el distanciamiento de sus imágenes más profundamente trágicas. Sin embargo, la carrera del dramaturgo con un magnífico chronicle play: Henry VIII (1613; Enrique VIII), escrito tal vez en colaboración con John Fletcher y en el que campean las dos soberbias figuras del cardenal Wolsey y Catalina de Aragón.
En 1609 el editor Thorpe había publicado 154 sonetos que Shakespeare debió ir componiendo, según se cree, a partir del año 1592.


DE QUÉ TRATA LA OBRA

Es la historia de Hamlet, príncipe de Dinamarca. Su padre –de igual nombre- ha muerto, por lo que parece de una picadura de serpiente mientras dormía en el jardín, y su tío se ha coronado rey y se ha casado con su madre. La sombra de su padre anda paseándose por las noches, y tras dejarse ver durante dos de ellas, los centinelas avisan a Hamlet. En la noche siguiente, consigue hablar con ella, y ésta le dice que ha sido asesinado por su hermano que ahora es rey. Hamlet comienza a hacerse el loco, siguiendo un plan para descubrir a su tío.

Cuando la hija de Polonio, el Lord Chambelan, le rechaza por orden de su padre los reyes creen que esta puede ser la causa de la locura, además de la tristeza por la muerte de su padre. y tras concertar un encuentro entre ambos jóvenes y ver que esto no es así, deciden enviar al príncipe a Inglaterra como supuesto embajador pero con orden de que sea asesinado. El rey hace esto para quitárselo de encima, la reina sin saber nada cree que el viaje le sentará bien; lo mandan acompañado de dos antiguos compañeros del príncipe.

Pero la nave es apresada por unos piratas que se quedan con Hamlet como rehén, pero al final lo acaban soltando. Entonces vuelve y sigue haciéndose el loco.
Al palacio llega una compañía de actores, amigos del príncipe, y les hace representar una obra que reproduzca como fue la muerte de su padre. El rey sale indignado, y manda a la reina a que hable con el joven. Polonio, se esconde para ver lo que se dicen, pero Hamlet se da cuenta de que allí hay alguien, y creyendo que es el rey, lo mata. Ofelia, la hija de Polonio y amada de Hamlet, se vuelve loca cuando se entera de la muerte de su padre y termina muriendo también ella, ahogándose en un río.

Enterado de todo esto, llega a la corte el hijo de Polonio y acuerda con el rey, que él y Hamlet tendrán un duelo de espadas y la espada de Laertes estará envenenada y por si esto no surgiera efecto, el rey daría a Hamlet una copa envenenada.
Pero, por desgracia, es la reina la que, acalorada durante el combate, bebe de esa copa, queriendo brindar a la salud de Hamlet. En el último asalto Laertes consigue herir a Hamlet, pero con la fatalidad de herirse también él con la espada envenenada. Así, Laertes confiesa todo y el príncipe hiere al rey con la espada envenenada y le hace beber de la copa envenenada. Finalmente, es él joven príncipe el último de los cuatro en morir.
ELEMENTOS DEL DRAMA

• Hablante básico y Acotaciones

El hablante básico brinda acotaciones escuetas sobre salidas y entradas de los actores y algunos movimientos significativos. No profundiza en la descripción de escenario un en los sentimientos o gestos de los personajes; esto se debe deducir del texto mismo, de sus parlamentos.

• Organización secuencial

Lineal: En los cinco actos se cuenta en orden la historia de cómo se entera Hamlet del asesinato de su padre u como planea la venganza

Perturbada: Solo en el momento en que aparece la sombra y se devuelve en el tiempo para contar como Claudio asesino al rey Hamlet.

Estructura interna
Planteo o introducción: presentación de los personajes y de la situación.

Nudo: la sombra le revela la verdad y le pide venganza.

Desenlace inicial: a partir de la conversación de Hamlet con su madre y de la muerte de Polonio.

Desenlace final: encuentro de esgrima con Laertes y la muerte. Aparición de Fortimbrás como el nuevo rey.

Utiliza diálogos y monólogos.

LA ESTRUCTURA

Estructura externa
Cinco actos divididos en escenas:
o Acto 1°: 13 escenas;
o Acto 2°: 11 escenas;
o Acto 3°: 28 escenas;
o Acto 4°: 24 escenas;
o Acto 5°: 11 escenas.

La estructura parte de una situación inicial donde aparecen el lugar, el tiempo, los personajes y las circunstancias en las que se encuentran. Después comienza el desarrollo de los hechos organizado en núcleos. Luego de éste, se produce la situación final o desenlace.

El papel del padre, del fantasma, es el de apartar al mundo la semilla del infortunio. Sin él no hay revelación del fratricidio, y sin revelación no hay tragedia. Pero sabemos desde la escena I, que este rey ha muerto antaño, en combate singular, a su vecino Fortinbrás de Noruega, y que ha anexado sus tierras. Imposible no vincular el acontecimiento al desenlace del drama: la victoria del joven Fortinbrás y la reconquista del reino perdido. Lejos de ser la primera víctima, el rey Hamlet sería entonces el primer asesino, y es a la cuenta de él que sería menester agregar el origen del ciclo trágico

El emisor de la obra es Hamlet, quien actúa como actor protagonista, dirigiéndose en primera persona; sabe lo que hace y piensa él mismo, pero puede actuar como testigo de otros al mismo tiempo. No se dirige a un receptor determinado, sino a uno irreal o inexistente.

Claudio es el antagonista de Hamlet ¿Cómo logra el autor contraponer estas dos figuras?

Si el contraste es el arma fundamental de Shakespeare para resaltar el carácter dubitativo de Hamlet, el contraste principal viene dado entre Hamlet y Claudio.

Este actúa rápidamente y con firmeza cuando su estabilidad se ve amenazada.

Hamlet, por el contrario, demora la acción y espera a estar muriendo para matar a Claudio.

Los dos personajes se contraponen en la obra por diversos métodos. Cada uno de ellos sondea la mente del otro: Claudio para averiguar si Hamlet está en verdad loco, Hamlet, para descubrir si el rey es el asesino.

Hamlet, en sí mismo, encarna la mayor contradicción como si tuviera una doble naturaleza: él impulsa a la venganza y a la reflexión que lo cohíbe. Hamlet tiene un gran incentivo para tomar venganza, por eso mismo resalta más su indecisión. Esta doble tendencia muestra la polarización de los intereses del hombre: o mucha acción, muy propia del Renacimiento, o mucha duda propia del Barroco. Pareciera que Hamlet resumiese esa dicotomía natural del hombre; volcarse hacia las cosas o sumergirse en su vida interior. Hamlet es irresoluto y a la vez vacilante, unas veces el deber lo obliga a actuar, como cuando mata a Polonio; otras, la reflexión lo detiene; vacila pero no se resiste a tomar venganza. Hamlet es un egocéntrico, busca individuarse, ser él, nunca parecer ser él, o sea, autenticidad, por eso su resistencia a la acción hasta no estar plenamente seguro y convencido.

Hamlet huye de su tarea heroica y porque sabe que la muerte engendra muerte y la venganza más odio y venganza.

ORGANIZACIÓN DEL MUNDO DRAMATIZADO

La acción se inicia en el castillo real de Elsinor en Dinamarca y sus alrededores.

Acto 1: La primera escena se desarrolla en la explanada frente al castillo, entran Bernardo y Francisco, dos centinelas. Son las doce de la noche. Llegan Horacio y Marcelo. Todos son fieles vasallos del Rey de Dinamarca. Horacio vino a presenciar la aparición del espectro que los otros dicen haber visto por dos noches consecutivas.
Al dar la una aparece el Fantasma, con la figura del Rey difunto. Horacio se estremece de terror y asombro, sin embargo le pregunta quién es. El fantasma no le responde, se aleja. El vasallo le comenta a sus compañeros que así era la armadura del Rey cuando fue combatir al Noruego ambicioso. Afirma que su presencia augura trastornos en el Reino.

Marcelo se pregunta la razón de tantas guardias y adquisición de armamento. Horacio le explica que es para defender las tierras que perdió Fortinbrás, el Rey de los Noruegos cuando el Rey Hamlet lo derrotó y le dio muerte. El hijo, el joven Fortinbrás quiere recuperarlas por !a fuerza. Regresa el fantasma. Horacio le habla, pero un galio canta y él se aleja. Decide contarle al joven Hamlet lo sucedido, todos están de acuerdo.

Segunda escena.- En la Cámara del Consejo del Rey entran Claudio, Rey de Dinamarca, Gertrudis, la Reina miembros del Consejo como Polonio, su hijo Laertes, Voltimand, Cornelio, Hamlet y otros caballeros.
Claudio le comunica al Consejo que el joven Fortinbrás continúa demandando las tierras perdi¬das por su padre. Ellos le han escrito al viejo tío, Rey de los noruegos, para enterarlo de la situación le impida los preparativos bélicos; enviarán a Voltimand y a Cornelio a Noruega con la misiva.
El Rey le pregunta a Laertes qué desea. El joven le comunica su deseo de regresar a Francia, el Rey le otorga el permiso. Se dirige a Hamlet, le dice que deseche el luto, pues todo cuanto vive muere. El joven responde que el dolor y la tristeza lo dominan. Su tío opina que su perseverancia del duelo por la muerte del padre muestra terquedad, una voluntad rebelde, un corazón endeble, una mente azorada y una simple comprensión indocta. Eso es ofender al cielo, al difunto y a la naturaleza. Él desea que lo vea como su padre, por eso su intención de volver a estudiar a Wittenberg contraría sus deseos le ordena quedarse, la madre lo apoya. Hamlet obedece, pero al salir todos desea la muerte para no ser mancillado. Se queja de la decisión de su madre, al aceptar la boda, a un mes escaso de la muerte de su esposo el Rey, con el hermano de este, tan diferente de su padre.
Llegan Horacio, Marcelo y Bernardo El primero le relata a Hamlet que la noche anterior vio al Rey difunto, tiene por testigos a sus dos compañeros, quienes desde hace dos noches lo han visto. Aparece "de punta en blanco armado". El joven príncipe decide hacer guardia con ellos esa noche. Les pide guardar el secreto.

Escena tercera. En el apartamento de Polonio, en el castillo, Laertes se despide de su hermana Ofelia, le aconseja no hacerle caso a los frívolos galanteos de Hamlet; quizás la ame pero por su alto rango no puede elegir con libertad, pues de él depende la firmeza del estado de Dinamarca. Le pide declinar sus deseos y proteger su honor, no entregarle su casto tesoro. Llega Polonio, su hijo se despide, el padre lo bendice y le insta a guardar ciertos preceptos como el ser sencillo, nunca vulgar, escoger a sus amigos, cuidarse de las riñas, escuchar toda crítica y reservar su juicio, procurar no pedir ni dar prestado y ser sincero consigo mismo.
Ofelia y su padre conversan: él le pregunta que hay entre Hamlet y ella. Ofelia responde que, últimamente, el príncipe le ha hecho amorosas ofertas. Polonio le explica cómo cuando la sangre arde, el alma hace todo tipo de juramentos que pronto se extinguen, le pide no creer en las promesas del joven y ser más avara con su virginal presencia. Le ordena cuidarse y no departir con el príncipe.

Escena cuarta En la explanada de los guardias, Hamlet, Horacio y Marcelo conversan, esperando la presencia del Fantasma. Este llega, Hamlet se dirige a él como su Padre, Rey y soberano, le pide le responda por qué salió de su sacra sepultura. El fantasma le hace señas, el joven lo sigue; los otros lo siguen sin que se dé cuenta.

Escena quinta: El fantasma le dice a Hamlet que pronto deberá entregarse al tormento de las sulfúreas llamas; él es el alma en pena de su padre, condenada a vagar de noche y padecer de día entre las llamas, hasta que sus delitos sean purgados, no le permiten revelar los secretos de su prisión, los cuales helarían su sangre y erizarían sus cabellos. Le pide al príncipe lo vengue del más cruel e inhumano asesinato.
Su hermano lo asesinó, no fue mordido por una serpiente como hizo creer; para satisfacer su lascivia con la adúltera de su esposa, la cual se dejó seducir con brujerías y regalos. Dormía su siesta vespertina cuando llegó con un pomo de zumo de beleño y vertió en sus oídos el tósigo mortal, quedó como un leproso y perdió de un golpe vida, corona y Reina. Le pide al hijo .no consienta que el tálamo real sea lecho de lascivia y criminal incesto; sin importar su decisión no debe tramar nada contra su madre.
Llegan Horacio y Marcelo, le piden a Hamlet les revele lo dicho por el Fantasma, él no accede y les pide jurar sobre su espada que no dirán lo que vieron esa noche, ellos aceptan

Acto II. La primera escena se realiza en el departamento de Polonio. Entran él y su servidor Reinaldo.
Polonio le da dinero para que lo entregue junto con unas cartas, le pide informarse sobre el comportamiento de su hijo, como si conociera sus deslices, producto de su juventud, como el juego, la bebida, los duelos, las blasfemias, las pendencias, hasta las mujerzuelas. Hablando de ello, el interlocutor se confiará y hablará sobre el joven; así con el cebo de una mentira obtendrá la verdad. Se marcha Reinaldo, entra Ofelia.
Le cuenta a su padre que estando en su aposento llegó Hamlet desceñido el jubón, sin sombrero, sin ligas en las medias, pálido y demudado como si viniera del infierno. Apretó su muñeca con fuerza, la miró, exhaló un suspiro hondo y lastimero y se marchó. Polonio cree que enloqueció de amor, al no recibir Ofelia sus cartas y rehusar verlo. Se dirige a buscar al Rey para enterarlo del asunto.

Escena segunda: En una antecámara del Castillo entran el Rey, la Reina y acompañantes. El Rey les da la bienvenida a Rosencrantz y a Guildenstern y les comenta la transformación de Hamlet, quien se muestra enajenado, les pide quedarse unos días en la corte brindándole compañía, como lo hicieron en la niñez, tal vez así averigüen el mal que lo aflige, para hallar la forma de aliviarlo.
Llega Polonio y le comunica al Rey que sus embajadores volvieron jubilosos de Noruega. Además descubrió la causa del trastorno de Hamlet, la Reina cree que el motivo es la muerte del padre y el apresurado matrimonio de ellos.
Voltimand le remite los saludos del Rey de Noruega, quien ordenó a su sobrino suspender las levas que él creía dirigidas contra Polonia, el joven prometió no volver a intentar una acción armada contra Dinamarca; el tío le otorgó una renta anual y lo autorizó a emplear sus soldados contra Polonia. El Rey le pide permiso para que pasen las tropas por su territorio bajo las garantías y salvaguardias especificadas en un documento. El Rey promete estudiar la propuesta, les agradece el servicio y los manda a descansar.
Polonio afirma que Hamlet está loco, ama a Ofelia, pero él le prohibió a su hija que lo viera y recibiera sus recados y presentes, por no ser de la misma clase; al verse rechazado se tornó melancólico hasta volverse loco. Propone un encuentro entre los jóvenes, ellos lo presenciarán escondidos detrás de las cortinas. Si ese no es el motivo dejará de ser consejero del reino.
Entra Hamlet, los reyes se marchan, Polonio lo saluda y lo interroga, lo cree aún más loco. Se retira, entran Guildenstern y Rosencrantz, saludan a Hamlet, este les corresponde. El segundo afirma que el mundo se está volviendo honesto, el príncipe arguye que entonces se acerca el Día del Juicio, pero no es así, les pregunta porqué están en esa prisión, pues Dinamarca es una prisión. Ellos no están de acuerdo y lo acusan de ambicioso. Hamlet les agradece su visita, les pregunta si los mandaron llamar o vinieron por su voluntad. Les relata las razones por la cuales los mandaron venir al castillo, confiesa que ha perdido la alegría y siente tal pesadumbre que no le encanta ni el hombre ni la mujer.
Llega Polonio y le comunica la llegada de los actores, Hamlet les da la bienvenida; le pide a un actor decir un parlamento del relato de Eneas a Dido, donde se cuenta la muerte de Príamo a manos de Pirro, al verlo Hécuba destrozar los miembros de su esposo dio tales alaridos que hasta a los dioses debió conmover. Al escuchar el relato Hamlet llora, Polonio suspende la declamación del actor. El príncipe le pide los aloje bien.

Todos se marchan con Polonio, excepto el actor 1, a quien el príncipe le pregunta si puede representar "El Asesinato de, Gonzago"; al obtener una respuesta afirmativa, le dice que lo haga al día siguiente por la noche junto con unos versos que él escribirá.
Hamlet monologa piensa en su actitud, en la venganza sin realizar; se propone encontrar pruebas que revelen la culpabilidad de su tío, pues el espectro puede ser el demonio, cuyo poder se aproveche de su debilidad v melancolía para engañarlo. Hará que los actores representen un crimen, igual al de su padre si su tío se inmuta, sabe qué hacer.

Acto III Una sala en el castillo. El Rey le pregunta a Rosencrantz si pudo saber la causa del trastorno de su sobrino el joven le contesta que el príncipe confiesa sentirse perturbado, pero no habla de la razón invita a los reyes asistir a la obra de esa noche.
El Rey acepta le nade a su esposa que se marche, pues él y Polonio espiarán el encuentro entre Hamlet y Ofelia Para saber si es mal de amores el que sufre el príncipe..

Entra Hamlet dice un monólogo sobre el "ser y no ser", opina que el morir es dormir, con él damos fin a las as desdichas. Sin embargo la muerte nos provoca miedo, al no saber qué existe más al
Descubre a Ofelia, la saluda, ella le responde. Le ruega recibir los regalos que él hace tiempo le obsequió Hamlet pregunta a Ofelia si es honrada y hermosa. Afirma que el poder de la belleza hará de la honradez. Confiesa que alguna vez la amó, casi de inmediato afirma lo contrario. Se califica como orgulloso, vengativo, ambicioso, con tentaciones a su alcance. Le aconseja a la joven a un convento. Ella le pide al cielo lo mejoren. Hamlet la escucha y la critica, ha oído que pinta, con lo que hace, al igual que las demás mujeres, una parodia, simulando la malicia por candidez : Dios les da un rostro y las mujeres se hacen otro. Le ordena marcharse, afirma no habrá más casamientos, todos, menos uno, de los casados vivirán (= augurio) Ofelia lo compadece, ella libó miel de sus promesas, ahora lo mira perdido, debe mirar la más noble y suprema de marchita por el delirio.

Vuelven el rey y Polonio. El primero se da cuenta que no es el amor el motivo de la melancolía, afirma que está loco, algo trama, para evitar el peligro lo enviará a Inglaterra a exigir los tributos vez así olvidé lo arraigado en su pecho, azote de su cerebro. Polonio cree en la locura por amor desairado; le aconseja al Rey que la Reina hable con su hijo después de la función y lo insté sus penas, él se ocultará a escuchar la conversación, sino tome la decisión que estime conveniente

Escena segunda: Hamlet y tres de los actores a una sala del castillo: le aconseja al actor 1 declame el parlamento como él lo pronunció, pues toda sobreactuación es ajena a la razón
misma del teatro.

Salen los actores entran Polonio y los dos amigos de Hamlet, éste le pregunta al primero si el Rey desea escuchar la obra, Polonio responde afirmativo, la Reina también vendrá. El príncipe los manda a ayudar a los actores. Entra Horacio, el joven le cuenta que el drama tiene una escena semejante a la dela muerte de su padre, le ruega vigilar a su tío y observar su reacción, para decidir si el espectro fue real lnfernal Al ver venir a la comitiva real, Hamlet le dice que debe volver a sus extravagancias 1 la le pide se siente a su lado, pero él le pide a Ofelia permiso para recostar la cabeza en su falda

Entran los hacen una pantomima de la obra por dramatizar: Un Rey y una Reina se prodigan de amor él se acuesta en un lecho de flores, ella se retira al verle dormido, entra un hombre, le quita la corona la besa, vierte veneno en los oídos del Rey. Vuelve la Reina, halla al Rey muerto, gesticula con desesperación, entra el envenenador con tres o cuatro más y finge condolerse. Se Ilevan eI cadáver. El envenenador corteja a la Reina con regalos; ella lo rechaza al inicio, pero al fin acepta su amor.

Los actores dialogan la escena anterior, en ella la Reina reconoce que sólo acepta un segundo esposo quien ya mató al primero. Hamlet le pregunta a su madre si le gusta la obra, ella opina que la dama promete demasiado al jurarle fidelidad a su marido, aun después de su muerte. El rey le pregunta cómo se llama la obra, el joven responde que “La Ratonera”, porque se inspira en un asesinato, Luciano, sobrino del Rey, lo envenena en el jardín echándole un veneno en el oído, para apoderarse de sus propiedades, luego logra el amor de la esposa del Rey. Al ver la escena, su tío el Rey se levanta y ordena encender las luces.

Hamlet le cree al Fantasma, Horacio también. Guildenstern le comenta al príncipe que el Rey está descompuesto por la cólera en su gabinete, la Reina lo manda llamar. Hamlet le pide a su corazón que jamás albergue el alma sanguinaria, lo deje ser cruel, pero no inhumano; que sus palabras sean puñales, que su alma y su lengua se porten hipócritas e increpen sus vicios, pero no sellen con actos sus juicios.

Escena tercera: El Rey le comunica a los dos amigos del príncipe que se preparen, pues viajarán con el joven a Inglaterra, pues sus arrebatos son un peligro para el estado. Ellos aceptan. Llega Polonio, le cuenta al Rey que ya Hamlet se dirige al cuarto de su madre; él se esconderá detrás de los tapices a escucharlo; antes de acostarse vendrá a enterarlo de todo. Al salir el Milord, el Rey monologa, razona en su delito fétido fratricida, no puede rezar pues su culpa es más fuerte, se pregunta cuál oración podrá perdonarle su horrible asesinato, pues aún retiene lo que lo hizo asesinarlo la corona, su ambición y la Reina. Razona que puede esquivar la ley, pero no la justicia divina. Ruega a los ángeles socorrerlo. Entra Hamlet, lo ve arrodillado, se dice a sí mismo que no es la hora de matarlo con su espada, pues sus rezos lo enviarán al cielo, así no purgará su falta y él no podrá vengar la muerte de su padre. Sale.

Escena cuarta: En el gabinete de la Reina, Polonio le ruega que sea firme con su hijo, llega Hamlet, Polonio se esconde. La Reina le recrimina haber ofendido a "su padre"; él le responde que ella a su padre sí lo ofendió gravemente, le recuerda que es la esposa de su hermano y ojalá no fuera su madre. Le ordena sentarse ante un espejo y mirar el fondo de su alma. La Reina le pregunta si la va a asesinar, grita pidiendo auxilio, Polonio le pregunta qué pasa, Hamlet lo mata a través del tapiz, la Reina se queja de la acción tan sangrienta y temeraria; el príncipe le responde que tanto como matar a un Rey y lacear a su hermano.
La Reina no lo entiende, le pregunta qué ha hecho para que la trate así; él compara a los dos hermanos, le pregunta cómo pudo abandonar un soberbio monte (su padre, el Rey) para ir a caer en una ciénaga (su tío, el Rey); no puede llamarlo amor, porque a su edad el ardor de la sangre se doblegó. La madre le pide que cese ya sus palabras, ella miró hasta el fondo del alma y vio tantas manchas que jamás conseguirá borrarlas. Hamlet la vuelve a atacar, afirma que todo por vivir cocida en corrupción, haciéndole el amor a un villano asesino de su anterior Señor.
Entra el Fantasma, Hamlet le pregunta qué desea, el Fantasma responde que viene a aguijonear su determinación. El espanto se adueña de la Reina, quién le pregunta a su hijo por que sus ojos horadan el vacío, le conversa al aire y sus cabellos se erizan espantados. Hamlet le contesta que lo mira a el, le pide observar cuán pálido fulgura su padre que se esfuma. Sale el Fantasma, la Reina cree que todo es invención del cerebro de su hijo. Este la exhorta para que se confiese con el cielo, se arrepienta de lo pasado y evite lo que viene, no vuelva al lecho de su tío y presuma de virtuosa aunque no lo sea. Se arrepiente de haberle dado muerte a Polonio; reconoce que debe ser cruel para ser bondadoso, así comienza el mal, el cual será horroroso.
Hamlet le comunica que parte a Inglaterra, lo esperan los pliegos sellados y sus dos condiscípulos, quienes llevan instrucciones de escoltarlo hasta su perdición. Arrastrará el cuerpo hasta un cuarto vecino. Sale arrastrando a Polonio.

Acto IV En la escena primera el Rey le pide a la Reina confiar qué hay detrás de sus suspiros y su congoja, le pregunta dónde está su hijo. La Reina les pide a Rosencrantz y a Guildenstern los dejen solos, le confiesa a su esposo que Hamlet está totalmente loco, preso de su locura, al oír un rumor detrás del tapiz, desenvainó su espada y gritando una rata, una rata dio muerte al buen anciano. El Rey afirma que eso le hubiera pasado también a él, su libertad los amenaza a todos; se pregunta qué cuenta darán de ese hecho sangriento, por no haber sometido a ese joven demente. La Reina le confiesa que el príncipe se fue a esconder el cadáver, pues llora lo ocurrido. El Rey llama a los dos caballeros y les comunica que Hamlet mató a Polonio, les ordena buscar al joven para que les diga dónde está el cadáver y lo lleven a la capilla. Se marcha con la Reina a convocar a los más sabios de sus amigos para enterarlos de sus propósitos y de lo que sucedió.

Escena segunda En otra sala del castillo, los dos amigos le preguntan a Hamlet qué hizo con el cadáver para poder llevarlo a la capilla. Hamlet les habla con un doble sentido, afirma que "el Rey ya tiene su cuerpo, pero el Rey está con el cuerpo"; el Rey es una cosa hecha de nada. Sale corriendo seguido por ambos.

Escena tercera: Entra el Rey con varios acompañantes, les comunica que mandó buscar a Hamlet y encontrar su cuerpo. Llega Rosencrantz, le dice que no se consiguieron les dijera dónde está el cuerpo, se halla afuera custodiado, en espera de sus órdenes. Hamlet entra, el Rey le pregunta dónde está Polonio responde que cenando, "no donde come sino donde se lo comen" está en una asamblea de gusanos Si no lo encuentran, dentro de un mes lo olfatearán al subir la escalera del vestíbulo. El Rey le ordena partir, el joven acepta. En las cartas el Rey ordena se le dé muerte a Hamlet, al llegar a Inglaterra El no estará tranquilo, hasta saber que todo ha sido hecho.

Escena cuarta Por el campo abierto, cerca del castillo, entra Fortinbrás con sus tropas. Manda un mensajero al Rey clanes para que le otorgue la escolta en el recorrido por su reino. Hamlet lo interroga al saber que vana conquistar un territorio que no vale casi nada, opina que esos son los abscesos de la paz por ambición se juegan el destino de los hombres en el peligro y la muerte. Le pide a Rosencrantz se adelante, se queja de no poder realizar su venganza, decide que sus pensamientos serán sangrientos para vengar a su padre asesinado.

Escena quinta Entran la Reina, Horacio y un Caballero. Este le comunica a la Reina que Ofelia quiere hablar con ella debe recibirla -según Horacio- porque puede sembrar malignas conjeturas en mentes intrigantes. Entra Ofelia, está trastornada, le dice al Rey que sabemos lo que somos, pero no lo que podemos ser.

El Rey compadece a Ofelia por su falta de juicio, le preocupa el regreso del hermano, quien se, nutre de las duda, de la joven. Se oye un escándalo, un mensajero llega a comunicar que Laertes bien al frente de una turba frenética que lo apoya y llama su Señor y gritan haberlo escogido para Rey.

Llega Laertes , le exige al Rey le devuelva a su padre. El Rey le pregunta por qué está tan colérico. Laertes busca venganza por el asesinato de su padre. El Rey le confiesa que es inocente de la muerte de Polonio. Entra Ofelia, Laertes se compadece de su locura, amenaza que algunos pagarán por eso.

El Rey le pide a Laertes que elija a los amigos más prudentes para que los oigan y los juzguen si lo encuentran implicado de algún modo, él le dará el reino, la corona, la vida y cuanto tiene, en caso contrario debe tener paciencia para hallar la satisfacción de su alma.

Escena sexta. Llegan unos hombres de mar con una carta para Horacio, es de Hamlet, quien le pide le facilite a esa gente (ladrones que lo tomaron prisionero pero lo han tratado con compasión) los medios de que vean al Rey y le entreguen una cartas que él le envía. Luego se de prisa en verle para enterarlo de algunas cosas que lo dejarán mudo, ellos lo conducirán donde él está Rosencrantz y Guildenstern siguen rumbo a Inglaterra. Horacio cumple los deseos de su señor.

Escena séptima. El Rey dice a Laertes que deberá absolverlo y admitirlo como amigo, ya se enteró que quien mató a su padre su vida perseguía. No lo castigó porque su esposa, la madre lo quiere mucho y no darlo a conocer al público, porque lo hubieran apoyado por el amor que el pueblo le profesa. Laertes promete buscar venganza.

Entra un mensajero le entrega las cartas al Rey, hay una para la Reina. El Rey le pide escuchar la lectura a Laertes, en una Hamlet le comunica que lo han dejado desnudo en su reino, le solicita permiso para comparecer ante él, pedirle perdón, y contarle el motivo de su regreso. El Rey planea tenderle una trampa a Hamlet que provoque su muerte, todos creerán en un accidente
Laertes será el instrumento. Le cuenta que el príncipe tiene envidia de lo buen esgrimista que es el hijo de Polonio, había soñado medirse con él.
Laertes afirma que lo degollará en la iglesia. El Rey le aconseja esperar, al llegar Hamlet él hará que alaben la destreza con el florete dada por el francés, para que el príncipe desee combatir, él para vengar la muerte de su padre escogerá un florete sin botón, bastará un asalto para hacerlo pagar su crimen. Laertes acepta, decide untarle un veneno tan mortífero a su florete para que nadie pueda salvar al príncipe Por si acaso falla lo planeado, el Rey decide preparar una copa con veneno.

Llega la Reina, comunica que Ofelia se ahogó. Laertes llora por ella.

Acto V En la primera escena, en un cementerio cerca de Elsinor, entran dos rústicos sepultureros. El primero le pregunta al segundo si le harán un entierro cristiano cuando se ahogó adrede. El segundo opina que lo harán así porque era una Señorona, el primero se queja de los privilegios de los poderosos.

Llegan Hamlet y Horacio, presencian cómo el primer sepultuero tira una calavera fuera del foso, luego dos más. Hamlet le pregunta cómo puede hacerlo, si esas calaveras algún tuvieron lengua, aunque después le pertenecieron a Doña Gusana y luego fue resquebrajada por un sepulturero. Hamlet interroga al sepulturero, este le dice que la tumba será para una que fue mujer, pero ya murió. Le cuenta que ejerce ese oficio desde que el finado Rey Hamlet venció a Fortinbrás, el día que nació el joven Hamlet hace ya treinta años, el que ahora está loco y fue mandado a Inglaterra a recobrar el juicio. El príncipe razona que el hombre muere, lo entierran, se vuelve polvo, el polvo es tierra, con la tierra se hace barro.
Llegan el Rey, la Reina, Laertes, el féretro de Ofelia, un Prelado y el séquito. Hamlet los ve, se da cuenta que van a enterrar a alguien de alcurnia que su vida segó con su propia mano, él y Horacio se esconden.
Hamlet reconoce a Laertes y cuando bajan el féretro se da cuenta que es Ofelia la muerta; la Reina expresa que soñó siempre que sería la esposa de Hamlet y ella adornaría el lecho nupcial con flores, no su tumba. Hamlet sale de su escondite, Laertes forcejea con él por haber enajenado de toda razón a su hermana. El príncipe reconoce que amaba a Ofelia, le pregunta a Laertes por qué lo insulta si siempre lo quiso. Se marcha con Horacio. El Rey le pide aguardar a Laertes.
Escena segunda. Hamlet le cuenta a Horacio cómo robó el legajo, rompió el sello real, y leyó la orden terminante de decapitarlo al llegar a Inglaterra. Le muestra la orden. Él escribió otra donde manda le den muerte a sus dos portadores, sin darles tiempo a confesarse; la selló con el sello de su padre. El joven le pregunta a Horacio si ahora le corresponde vengarse con la conciencia limpia de quien mató a su padre y prostituyó a su madre.
Llega Osric, un cortesano, le informa a Hamlet que el Rey entabló una gran apuesta a su mano, estipuló que en doce asaltos entre el príncipe y Laertes, no lo aventajará en más de tres. Hamlet acepta batirse en esa galería, en ese momento. Horacio opina que perderá la apuesta, el príncipe contesta que es sólo un presentimiento.
Entran el Rey, la Reina, Laertes, Osric y toda la corte. Hamlet le pide perdón a Laertes, declara que estuvo loco y por eso actuó como lo hizo. Inician el lance, Hamlet da la primera estocada. El Rey trata de que beba una copa, el joven le pide llevar a cabo otro asalto. Laertes confiesa que fue tocado, Hamlet suda, la Reina le da su pañuelo y toma la copa del joven para brindar por su fortuna, sin saber que tiene veneno. El Rey le ruega no beberla, ella lo hace.
Hamlet es herido, luego vence a Laertes, intercambia su florete y hiere al caballero, este reconoce que perece víctima de su propia traición. Hamlet pregunta por el estado de su madre, el Rey dice que sufrió un desmayo, ella afirma que la han envenenado. Laertes se desploma, se dirige a Hamlet y le dice que lo han asesinado, ninguna medicina conseguirá curarlo del veneno impregnado en la espada. Él también morirá, víctima de su engaño. Su madre está envenenada, acusa al Rey como responsable de todo. Hamlet reacciona e hiere con la punta del florete al Rey, también lo obliga a beber de la copa envenenada, el Rey muere.
Laertes le pide se perdonen mutuamente, Hamlet así lo hace, se despide de Horacio y de quienes los contemplan. Le pide a Horacio contar la verdad de su causa, este toma la copa para envenenarse, Hamlet lo evita porque debe relatar la verdad y no dejar su nombre manchado. Vaticina que será Fortinbrás el nuevo Rey, cuenta con su voto moribundo. Debe decírselo junto con todos lo sucesos que ocasionaron tal tragedia. Muere.
Llegan Fortinbrás y el embajador de Inglaterra con la nuevas de la muerte de Rosencrantz y Guildenstern. El primero reclama la primacía sobre el Reino, Horacio le dice que ya Hamlet votó, mucho lo seguirán. Fortinbrás ordena a cuatro capitanes lleven a Hamlet al túmulo y que los ritos bélicos y la música de guerreros pregonen su deceso. Ordena retirar los demás cuerpos. Salen marchando.


EL MUNDO DRAMÁTICO:

ESPACIOS:

• Físico: La corte de Elsinor y alrededores (Dinamarca)
• Psicológico: Venganza y ambición de Claudio. Indecisión de Hamlet. El espíritu es atormentado por la duda, se debate entre el bien y el mal, entre el ser y no ser, pues el hijo para vengar el asesinato de su padre y la perversión de su madre debe usar las armas que el mal utilizó. Debe ser hipócrita, cruel, inhumano y criminal.
• Político: Avidez de poder gobernar las tierras de Dinamarca, Noruega y Polonia. Lo político gira en torno a la herencia. Se da el abuso de poder por parte de la Corte.
• Jurídico: El rey ejerce el poder absoluto, ordena quién muere y quién vive. El Consejo solo apoya sus decisiones.
• Educativo: Se insta a guardar ciertos preceptos como el ser sencillo, nunca vulgar: procurar no pedir prestado y ser sincero consigo mismo.
• Religioso: El crimen puede ser obviado ante los humanos, pero no ante Dios que todo lo ve y nos juzga al morir, determinando si nos quemamos en los fuegos del infierno o nos solazamos en el paraíso.
PERSONAJES

protagonistas

Hamlet: Personaje central de la historia, hijo de Gertrudis y del rey Hamlet; sobrino e hijastro de Claudio. Es un personaje que se hace pasar por loco para alcanzar sus objetivos y descubrir la verdad sobre el asesinato de su padre. Es astuto, noble, apasionado, crítico, sarcástico y algunos psicólogos han estudiado el complejo de Edipo que presenta. Hamlet, en sí mismo, encarna la mayor contradicción como si tuviera una doble naturaleza: él impulsa a la venganza y a la reflexión que lo cohíbe. Hamlet tiene un gran incentivo para tomar la venganza, por eso mismo resalta más su indecisión. Esta doble tendencia muestra la polarización de los intereses del hombre: o mucha acción, muy propia de Renacimiento, o mucha duda, propia del barroco. Pareciera que Hamlet resumiese esa dicotomía natural del hombre; volcarse hacia las cosas o sumergirse en su vida anterior. Hamlet es irresoluto y a la vez vacilante, una veces el deber lo obliga a actuar, como cuando mata a Polonio; otras, la reflexión lo detiene; vacila pero no se resiste a tomar venganza. Hamlet es un egocéntrico, busca individuarse, ser él, autenticidad, por eso su resistencia a la acción hasta no estar plenamente seguro y convencido.
Hamlet, el personaje, es un alma encargada de una gran acción e incapaz de realizarla porque es un personaje inmaduro. Hay un veneno vertido en su alma que lo agita y lo hace pasar de los arrebatos de la furia a la inmovilidad del sueño..
Antes de la aparición de la “sombra” se muestra desencantado de su nacimiento (por la infidelidad de su madre). Su melancolía nace al comienzo del drama con la infidelidad de su madre a la memoria del padre. Mientras está bajo el magnetismo de la aparición de “la sombra” su voluntad se yergue y se exalta; apenas se desvanece la sombra maldice el destino que lo condena a actuar. Posteriormente, ya no hará más que flaquear bajo el peso de la acción jurada.
Hamlet sepulta en su cabeza el proyecto de su venganza hasta tanto no reflexionar; hace de loco en vez de hacer de cuerdo (su locura fingida es un pretexto).
En la primera parte, Hamlet es un príncipe juvenil y sarcástico que se aparece en un baile de máscaras burlándose, incógnitamente, de sus cortesanos.
Cuando sabe quiénes envenenaron a su padre no actúa, sino que piensa que debe reflexionar. Entonces se repliega en el interior de su ser para alimentar “su venganza” con intensas reflexiones.
Hamlet compara su incertidumbre dolorosa con la resolución despreocupada de aquellos hombres que van a morir sin saber por qué (ejército que va a Polonia, ejército del rey Fortimbrás). Se censura por su letargo de sonámbulo en medio de un mundo tan agitado.

Antagonista

Claudio: Rey de Dinamarca. Tío de Hamlet. Casado con la viuda de su hermano. Ambicioso, corrupto, manipulador y atormentado por las culpas de sus crímenes.
Resto de personajes

Gertrudis: Reina de Dinamarca y madre de Hamlet. Esposa primero del rey Hamlet y después de Claudio. Amorosa y preocupada por la salud de su hijo. Débil de carácter, ya que Claudio la manipula, y atormentada por el arrepentimiento al haberse casado con el hermano de su difunto esposo.

Laertes: Hijo del Lord Chambelán, y hermano de Ofelia, la enamorada de Hamlet. Joven, fiel a sus convicciones y a su familia. No actúa de mala fe, sin embargo es capaz de cualquier cosa por salvar su honor y vengar las muertes de su padre y de su hermana.

Ofelia: Hermana de Laertes e hija del Lord Chambelán. Enamorada de Hamlet, no debía tener más de doce o trece años. Apasionada, depresiva y sumisa. Enloquece y se amarga a partir del momento en que Hamlet la rechaza y su padre muere.
Horacio: Amigo fiel de Hamlet, dispuesto a hacer cualquier cosa, incluso a morir por su amigo. Es el que avisa a Hamlet de que la sombra está apareciéndose.

Rosencrantz y Guildenstern: Cortesanos del reino y amigos de Hamlet de la escuela de Witemberg. Traicioneros y siempre en busca de quedar bien con el rey más allá del bienestar de su amigo. Acompañan a Hamlet a Inglaterra.

Polonio: Lord Chambelán. Padre de Ofelia y Laertes. Entrometido y siempre en busca de caer en la gracia de Claudio. Muere asesinado por Hamlet al haberse escondido para escuchar la conversación entre la reina y el príncipe.

Fortimbrás: Joven rey de Noruega. Ambicioso y deseoso de tener el poder absoluto. Hamlet, en las puertas de la muerte lo nombra sucesor.
Voltimand: Embajador noruego.

Enrique: Mensajero.

Bernardo y Marcelo: Oficiales soldados. Son a los primeros a los que se les aparece la sombre.

Francisco: soldado.

Sepulteros, caballeros, cómicos, personajes incidentales (señores, damas, oficiales, soldados, marineros y otros servidores)

Conflicto
Hamlet es una de las obras de Shakespeare más trascendentes en cuanto a la introspección del ser humano. En esta obra de teatro se exploran los más íntimos anhelos del hombre, sus virtudes, sus errores, sus culpas, su exploración interna por alcanzar un deber ser y la importancia de este ser. La dramaturgia y el desarrollo del personaje de Hamlet es muy complejo, pues su psicología gira en torno a temas profundos, abstractos e internos, a sus complejos, a las críticas sociales, a la razón de la existencia del ser y sus últimas consecuencias. Asimismo, existen teorías del psicoanálisis en donde se estudia el complejo de Edipo que presenta el personaje de Hamlet, pues es evidente que la historia gira en torno a dos temas principales: al resentimiento que Hamlet siente por su madre al haberse casado con su tío y a la corrupción, capaz de hacer cualquier cosa por el poder.
Hamlet es, a lo largo de la obra, traicionado y abandonado a su suerte por los diferentes cimientos sobre los que se sustenta su existencia: el amor (el desdén, forzado, de Ofelia), la amistad (la traición de Rosencratz y Guildersten), la familia (el asesinato de su padre a manos de Claudio, con la más que probable complicidad de su madre) e incluso la sociedad, las "normas sociales" ( el propio Hamlet, con su palabra, nos denuncia la anormalidad de la más temprana boda entre Claudio y Gertrudis). En un breve intervalo de tiempo la vida de Hamlet se ha hecho añicos, esta no puede significar otra cosa que un caos, ante lo cual se refugia en una fingida locura, más dialéctica que real.

Código apreciativo

Hamlet ahonda temas como la locura, las dudas del protagonista ante la madre adúltera y cómplice en el asesinato del padre, y patentiza la lucha entre la razón y la locura, entre el bien y el mal, indagando en los sentimientos y pasiones humanas.
Va más allá de otras tragedias centradas en la venganza, pues retrata de un modo escalofriante la mezcla de gloria y sordidez que caracteriza la naturaleza humana. Hamlet siente que vive en un mundo de engaños y corrupción, sentimiento que le viene confirmado por el asesinato de su padre y por la sensualidad desenfrenada de su madre. Estas revelaciones lo conducen a un estado en el que los momentos de angustia e indecisión (duda) se atropellan con frenéticas actuaciones, situación cuyas profundas razones continúan hoy siendo motivo de distintas interpretaciones.
Hamlet es hijo único de un rey en la fuerza de la edad y de una reina muy joven. Ha tenido, por consiguiente, la infancia y la juventud de un príncipe heredero y de un hijo único. Ha sido niño mimado, acostumbrado a la obediencia de todos.
El rasgo dominante de su carácter es un inmenso amor por su madre, un amor exagerado. Ha sido el niñito enamorado de su madre, más dolorosamente celoso que un amante. Estos celos gritan y sufren, y amenazan a cada instante.
En su drama, Hamlet no es dejado a un lado por su padrastro y por su madre. Por el contrario, el rey trata de ganar su confianza y amistad. Este rey se halla atormentado por continuos remordimientos. Este hombre (Claudio), perseguido por su conciencia, no tiene ningún deseo de matar al joven Hamlet; no tiene, además, ningún motivo. No ha usurpado el trono. No es Hamlet el que hubiera sucedido a su padre: es la reina, quien al morir el rey se ha convertido legal y fundadamente en soberana. Hamlet no puede quejarse de haber sido despojado. Por lo demás, el príncipe no parece tener grandes deseos de reinar. Su inclinación por los grandes sueños filosóficos no deja lugar en su corazón para la ambición. Hamlet no es peligroso para el rey. Además, el asesinato no ha sido público; Hamlet lo ignora.
El rey, por medio de sus bondades hacia Hamlet, trata de calmar sus propios remordimientos. Sus declaraciones no carecen de verdadera ternura, son sinceras. Hamlet se comporta sombrío y sarcástico. Simula su locura, sin razón alguna, ya que no corre peligro. Al contrario, el rey hace vigilar al loco, naturalmente, aunque sólo fuera por amistad hacia él. Por fin, cuando da muerte a Polonio, el rey se decide a matarlo.
Hamlet desprecia a su madre como objeto mismo de su deseo y a su padre como el de sus celos.
La encarnación de este doble sentimiento es Claudio. Pese a todas las insolencias, los insultos con los que lo abruma, Hamlet no puede culpar profundamente a su tío por un crimen audaz que él mismo sueña con cometer. Si no cesa de evocar a su madre en los términos más sensuales ni de vilipendiar al rey por su lujuria, es porque el incesto lo obsesiona. Hasta mezclará las fechas del casamiento y del asesinato, mostrando de esta suerte que la muerte de su padre no puede significar para él sino la posesión de su madre. El tío ha cometido pues, los dos crímenes juntos.
Se puede considerar a Hamlet como una conciencia sin acción. Durante toda la obra delibera, acerca de los actos que podría cometer. El dilema de Hamlet, la razón de su parálisis, consistiría en: si no actuar sería para él convertirse en cómplice de un criminal, actuar no es más que convertirse en el servidor de un muerto. Matando a su tío, el príncipe no cumpliría más que un destino suyo propio y, lejos de realizarse, sería simplemente el instrumento de un sueño paternal. Es indeciso e impotente para actuar, oponiéndose a Alertes, que sería una acción sin conciencia, quien desencadena el desenlace de la obra (por el deseo de vengar a su padre) y a Fortinbrás, héroe que reúne todas las virtudes de los otros dos, sin tener sus defectos.

Caracterización de los parlamentos

Registro del habla:
• Culto
• Literario


Relaciones del texto con el contexto sociocultural y con el género y movimiento literario

Isabel reina desde hace seis años cuando William Shakespeare nace en 1564. Cuando muere en 1616 Jacobo I ocupa el trono desde hace trece años. Durante este periodo, Inglaterra, débil estado con escasa población, bastante pobre, oscurecida y mal conocida en el exterior, pasa al rango de gran potencia, alcanza un grado sorprendente de prosperidad material y brilla en el dominio de las letras.
Hasta mediados del siglo XVI, el espíritu del Renacimiento no se propagó más allá de los círculos de la Corte y aún dentro de ella se manifestaba más bien bajo su forma erudita que bajo su aspecto creador. Los italianos y también franceses, seguían considerando a los ingleses como semibárbaros. En cuanto al idioma, nadie o casi nadie lo conocía en el exterior.
Con todo, este atraso no constituyó una perdida sin remedio. Cuando terminó la guerra civil y la reforma religiosa se halló bien encaminada; cuando los peligros exteriores estuvieron conjurados, por lo menos transitoriamente, muchas circunstancias se habían aunado para que Inglaterra recuperara el tiempo perdido y lo hiciese a pasos agigantados.
Ardientes, atrevidos, los ingleses de la época son también brutales y sanguinarios. La ebriedad es frecuente en todas las clases sociales y genera querellas sangrientas; la violación es moneda corriente; las peleas terminan a menudo en un asesinato; los espectáculos de mayor éxito son las luchas a muerte entre los animales y también las ejecuciones capitales.
Isabel, al asumir el reinado, es recibida con entusiasmo. Pone en práctica una política circunspecta, se rodea de buenos consejeros, trata con consideración al Parlamento, se dedica a restablecer las finanzas, concierta la paz con Francia.
Glorioso, el reinado de Isabel sería lo contrario de apacible. Intrigas, confabulaciones, revueltas, ejecuciones y asesinatos se sucederían en él sin interrupción y harán de este periodo un largo drama entrecortado por escenas de bravura y episodios cómicos.
Su agricultura y su industria se desarrollan, sus "mercaderes aventureros" acumulan enormes fortunas y no parece haber ya límites para el lujo desplegado por esos grandes señores. Por último, se produce allí un súbito y extraordinario florecimiento de autores dramáticos, de poetas, de músicos y de pensadores. En 1591 es cuando el más grande, el que los resume a todos, William Shakespeare, estrena Enrique VI, su primera pieza.
Sin duda el rasgo más dominante de la Inglaterra de la época de Shakespeare es la coexistencia de la brutalidad de las costumbres con el refinamiento de la cultura. No solamente muchos gentiles hombres saben igualmente bis componer un soneto o una elegía que manejarla espada o la daga, sino que además, una cantidad de comerciantes mediocres, de artesanos y hasta de campesinos, compran libros y los estudian. La traducción de la Biblia al lenguaje del vulgo ha dado a las masas el gusto por la lectura; Los cantos y las baladas populares ponen la poesía al alcance de los humildes; La instrucción se propaga.

Capas sociales: La antigua aristocracia ha sido aniquilada en gran parte por la guerra de las Dos Rosas y los descendientes de lo que ha subsistido de ella han degenerado. La nueva, enriquecida gracias a la confiscación de los bienes de los monjes, no es muy altanera, ni muy cerrada.
Es indudable que unos sesenta grandes señores, dueños absolutos de sus posesiones, son pares del reino y gozan por consiguiente de una posición eminente, así como también de derechos particulares. Pero las otras personas de calidad no tienen nada muy sustancial que los distinga del común de los mortales ni exenciones fiscales, ni privilegios jurisdiccionales.

Por encima de la clase noble, pero apenas separada de ella por un movible margen, está la burguesía: gentes de trajes largos, mercaderes pudientes, terratenientes medianos. Los primeros, sean magistrados, abogados, médicos, profesores u hombres de la iglesia, constituyen una categoría activa, ambiciosa, y en general muy instruida.
La enorme mayoría de la nación se compone de la masa, de contornos mal definidos, de campesinos, artesanos, obreros y hombres del mar.
El movimiento literario: Renacimiento Inglés (Periodo Isabelino). Características: es humanista, vuelve su mirada a los actores grecolatinos, se preocupa por la forma, posee dinamismo y visión cosmopolita, trata temas universales.
Periodo literario al que pertenece la obra: El teatro isabelino, del que Shakespeare formaba parte, resumía la supervivencia de un teatro popular y una experiencia social. La tradición popular medieval se fundió así con la experiencia colectiva y la conciencia histórica... El drama popular iba a ser enriquecido por el humanismo renacentista. El humanismo añadiría temas, formas y estructuras novedosas.
El teatro isabelino, lograba una síntesis de valores populares y renacentistas.
La época de Shakespeare fue una época de marcada individualización, emanada de las reflexiones filosóficas sobre el hombre, nacida del estudio empírico de las pasiones y de la teoría de los caracteres, surgida de un estilo de vida caballeresco y cortesano. Cervantes y Shakespeare son los videntes de la individualización, deben sus logros a esta captación de la historia que vivieron.
Fueron tres las novedades que introdujo el drama humanístico en el teatro:
- Transformó el teatro medieval, que era esencialmente la representación y pantomima, en obra de arte literaria.
- Aisló, para realizar la ilusión, la escena, del público.
- Concentró la acción tanto en el espacio como en el tiempo, sustituyendo, la desmesura épica de la Edad Media por la concentración dramática del Renacimiento.

En definitiva, el teatro de Shakespeare tiene algo de Renacimiento y también de Barroco.


Genero Literario: Drama. Características: presencia de dialogo, acciones, escenario, actores, acotaciones. Subgénero: tragedia; Características: El destino mueve la vida de los personajes, tiene un final catastrófico o negativo, los personajes son de la clase poderosa o noble.


La tragedia, una modalidad dramática. Características básicas.

En primer plano se ofrecen las características de las tragedias de William Shakespeare, ya que existen otras para las obras clásicas griegas.

Características de William Shakespeare

• La acción de sus obras es dinámica y cambiante.
• Utiliza la prosa y el verso
• Crea prototipos humanos, es decir, que cada persona puede verse en ellos como si estuviera ante un espejo.
• Tiene un profundo conocimiento del alma humana.
• Expresa en sus obras delicados sentimientos, odios enconados, pasiones desatadas, sensualidad, lujuria, lealtad, ambición, celos.
• Dota a sus personajes de una enorme profundidad y los hace evolucionar, hecho novedosísimo, que pone de manifiesto el principio de ambigüedad, presente en el ser humano.
• Prescinde de tres unidades clásicas: espacio, tiempo y acción.



*** ***
Shakespeare es el autor de las cinco tragedias que, tras las clásicas atenienses de Esquilo, Sófocles y Eurípides, más trascendencia han tenido en la historia de la cultura occidental.

A diferencia de los griegos, los héroes trágicos de Shakespeare no se enfrentan ni al destino ni a un plan divino, sino que sus conflictos derivan de su propia naturaleza humana. La responsabilidad de resolver la crisis cae directamente sobre los héroes shakespeareanos,
Las tragedias de Shakespeare siempre tienen como protagonistas a reyes, o nobles soberanos en su territorio, que al principio de la obra toman una o varias decisiones equivocadas. Los hechos derivados de ella van a afectarlos negativamente a nivel individual y familiar. Y, por su condición de soberanos, la tragedia de sus vidas tendrá una enorme repercusión social y política que pondrá en crisis la estabilidad de sus reinos.
Aunque los protagonistas de las tragedias shakespeareanas son esencialmente justos y nobles, alguna debilidad de su carácter les lleva a un juicio equivocado que da lugar a una flagrante injusticia y al mismo tiempo facilita la actuación de algún villano muy próximo a su círculo que aprovecha la situación para cometer fechorías, traiciones y asesinatos de trascendencia fatal.
Al final de las tragedias los protagonistas llegan a ver la justicia restablecida y a los villanos ajusticiados. Pero pagan su equivocación con sus vidas. También aquellos seres nobles y queridos que han sido objeto de la injusticia suelen morir. Generalmente algún personaje, en cierto modo secundario y muy cercano emotiva y políticamente al soberano, es el superviviente encargado de implementar una nueva fase en el reino bajo el signo de la justicia que se ha conseguido a través de la tragedia.
A manera de ampliación acerca de los componentes característicos de la tragedia.
La Pasión
En la tragedia de Hamlet, el hecho que desata la pasión es la muerte del padre de Hamlet, mas bien un asesinato causado por su tío, Claudio.

A esto se le suma el dolor que siente Hamlet ante la traición de su madre por haberse casado con Claudio, el asesino de su esposo, y nuevo rey de Dinamarca.
Hamlet se entera de lo sucedido, por que tiene un contacto con el fantasma de su padre, el cual le cuenta todo lo sucedido ...estando en el jardín dormido, me mordió una serpiente...pero tu debes saber noble joven, que esta serpiente que mordió a tu padre ciñe hoy la corona... pero en realidad Claudio había vertido un fuerte veneno en el oído del padre de Hamlet, mientras el dormía una siesta en el jardín. Esa fue la verdadera causa de la muerte del padre de Hamlet.
Ante lo sucedido, Hamlet toma la decisión de vengar la muerte de su padre, tal como se lo había suplicado aquel fantasma de su padre...Si, borrare toda las memorias, todo registro tribal y fatuo...y solo tu mandato vivirá en el libro y volumen de mi cerebro, sin mezcla de materia inferior.
Hibrís

Como consecuencia de la muerte de su padre, Hamlet, toma el valor suficiente para vengar la muerte de su padre. Hamlet decide tomar venganza de una forma muy peculiar. Al principio, Hamlet se mantiene mostrando constantes ironías en contra de Claudio y de su madre, por lo que se le adjudico una locura ya intolerable, pero esa locura era inexistente ya que era una estrategia que Hamlet tenia para realizar la venganza de su padre.
A su vez Hamlet mantenía un romance con la Hija de polonio, Ofelia, de la cual estaba muy enamorado. Polonio, persona de confianza del nuevo rey Claudio prohibió ese romance por medio a la locura de Hamlet por que argumentaba que era perjudicial para Ofelia.

También, Hamlet decide realizar una obra de teatro con los mejores Actores de Dinamarca, los cuales son contratados por Hamlet para realizar la obra que supuestamente desataría la venganza. La obra consistía en una representación del asesinato de su padre, tal como el fantasma se lo había relatado...a esta verdad no la conocía ninguna persona en el reino, por lo que debía producir una gran reacción de sorpresa en todo el publico presente y, sobre toda el Claudio quien no soportaría la presión de ver la verdad de la mentira que tanto ocultaba...
Comienza la función y Hamlet se desenvuelve con su característica ironía que se manifiesta durante toda la tragedia...Hamlet se encuentra ansioso por ver la reacción de Claudio ante semejante muestra de lo que el mismo había realizado, La obra transcurre con normalidad hasta que la entrada de una persona vestida de negro, y totalmente encapuchada derrama un extraño veneno en el oído del actor que realizaba el personaje del padre de Hamlet. Esto hace que la tensión suba demasiado en toda la sala del castillo y entonces Claudio se levanta desesperado de su sillón ¡luz! ¡salgamos!!..
Esta es la muestra que Hamlet tanto había esperado...por lo que en este momento toma el valor suficiente para desafiar el destino y poder librar el alma de su padre de las pesadumbres que estaba viviendo.
Cuando Hamlet decide ir a matar al rey lo encuentra rezando, totalmente afligido por lo sucedido y entonces procura perdonarle la vida una vez más. ..¡Ahora podría hacerlo!, ahora que esta rezando...pero debo pensarlo bien...un malvado asesina a mi padre, y yo de único hijo, envía la este al cielo. Eso seria un premio, una recompensa, no una venganza!.. Esto dijo Hamlet y le perdono la vida a Claudio.
Hamartía
Cuando Hamlet decide perdonar a Claudio por un tiempo más, Hamlet se dirige al gabinete de la reina donde tendrá un encuentro en el cual discutirían lo ocurrido en la obra teatral, la cual había provocado un gran alboroto en todo el palacio...lo que no sabia era que en el gabinete de la reina también se encontraba Polonio, que se había ocultado tras unas gran tapiz del gabinete de la reina. Cuando llega Hamlet al gabinete de su madre, comienza una gran discusión entre ellos, por que Hamlet culpa a su madre por la traición que le había echo a su padre. La reina se muestra desentendida por lo que Hamlet desespera y relata todo lo que sabia sobre la muerte de su padre, pero a todo esto, la reina no estaba enterada. Cuando polonio escucha toda esta discusión comienza a gritar desesperadamente .¡socorro, socorro!... como Hamlet no estaba enterado de la presencia de polonio digo: .¡que tal!, ¿un ratón? y atraviesa el tapiz en donde se encontraba oculto polonio quitándole la vida con una espada, la que estaba preparada para matar a Claudio.
Por esto la tensión crece más y más y en un segundo inesperado aparece el rey, el fantasma del padre de Hamlet, pero solo el lo podía ver...Hamlet cayendo de rodillas, comienza a hablar con el fantasma por lo que la reina comienza a gritar ..¡está loco!, ¡está loco!..; por lo que la reputación por su reputación de loco; crecía día a día.
Hamlet decide ocultar el cadáver de polonio. Pero Claudio se entera de lo sucedido, y lo manda a buscar por los soldados reales. Cuando es capturado es enviado a Inglaterra con las clandestinas decisiones tomadas por Claudio de que sea ejecutado en Inglaterra.
El plan de Claudio para terminar con Hamlet fracasan y vuelve acompañado de Horacio. En su regreso se encuentra con el funeral de Ofelia, quien se había suicidado por la muerte de su padre.
En ese momento Hamlet decide expresar todo los sentimientos de amor que sentía por Ofelia, y se encuentra con Laertes, el hermano de Ofelia e hijo de polonio quien segado de ira intenta agredir a Hamlet.
Lo que Hamlet no sabia era que Laertes, junto con Claudio había planeado un encuentro de esgrima entre Hamlet y Laertes para así poder acabar con Hamlet y toda la venganza que el tenía planeado. Para lo que Laertes envenenaría la punta de su florete con un poderoso veneno, con el cual, Hamlet moriría con el simple roce de la espada de Laertes. Pero Claudio también tendría su forma de acabar con Hamlet en caso de que la espada de Laertes fallara. Claudio envenenaría una copa de vino del la cual tomaría Hamlet y así moriría al instante.
En el momento en que comienza el encuentro, Laertes elige la espada envenenada, pero por un momento no puede tocar a Hamlet con la punta de la espada envenenada. En una pausa entre la lucha de esgrima Claudio propone un brindis por el triunfo de Hamlet ya que el había realizado apuesta a su favor. Hamlet se niega a tomar por miedo a embriagarse y entonces la reina decide tomar un trago de vino para la suerte de Hamlet. De la copa que la reina tomo el vino, estaba el vino envenenado preparado para terminar con Hamlet. El encuentro de esgrima sigue y Laertes aprovecha para cortar a Hamlet con la espada envenenada, pero Laertes también sale herido de la misma espada, por lo que estaba condenado a morir junto a Hamlet y la reina. Esta son errores fatales que forman pare de las principales características de la tragedias, por lo que se producen mas muertes que las tendrían que haber sucedido en un principio, dándole a esta características peculiares.

Catarsis (Purificación espiritual del héroe que se realiza con el castigo o la muerte. )
Esta es la característica final de toda tragedia, y consiste en el momento en que se identifica el héroe. En el caso de Hamlet la catarsis se da cuando después de muerta la reina y Laertes, y sabiendo Hamlet, por una confesión de Laertes de que la espada que lo cortó estaba envenenada y que solo le quedaban treinta minutos de vida, decide ya moribundo acabar con la vida del rey atravesando su espada
a través del cuerpo de Claudio, cumpliendo así el objetivo de venganza que le había prometido a su padre para librarlo de vagar eternamente entre los vivos.


HAMLET

Escrita y estrenada en torno a 1600-1601, esta tragedia en cinco actos en verso y en prosa de William Shakespeare ha llegado a nosotros en varias redacciones: el "en cuarto" de 1603, o primer "en cuarto"; el "en cuarto" de 1604, o segundo "en cuarto"; el "infolio" de 1623. El segundo "en cuarto" representaría el texto original del drama, del cual derivarían los otros textos en mayor o menor medida.
La historia de Hamlet fue narrada por Saxo Grammaticus en la Gesta de los daneses (libros III y IV, caps. 86-106), de principios del siglo XIII. Llegó a Shakespeare a través de las Histoires Tragiques de F. de Belleforest y de un drama perdido, que probablemente apareció en la escena en 1587 o 1589. Hay algunas divergencias importantes entre la narración de Belleforest y el drama shakesperiano: en el relato del francés, Hamlet sabe desde el principio cómo murió su padre, por lo cual su fingida locura tiene una magnífica justificación; por otra parte, no muere en el cumplimiento de su venganza y es capaz de obrar enérgicamente en el momento preciso
Cabe imaginar que algunos de los elementos nuevos fuesen introducidos por la tragedia preshakesperiana, designada por los críticos, con prefijo alemán, Ur-Hamlet, o sea, "Hamlet primitivo": así la muerte del protagonista, el espectro del padre, la escena del drama dentro del drama y el duelo final con Laertes, elementos que hacen pensar en Thomas Kyd (1558-1594) como autor. Probablemente, en la tragedia preshakesperiana Hamlet era un vengador agresivo, pero al readaptar a la escena la antigua tragedia, Shakespeare dio al protagonista el carácter melancólico, que se puso de moda a principios del siglo XVII, para justificar el retraso de la venganza; así el centro del drama se trasladaba de las intrigas de Claudio a las reacciones en el ánimo del "melancólico" y pesimista Hamlet.
En la tragedia de Shakespeare, el rey de Dinamarca ha sido asesinado por su hermano Claudio, que ha usurpado el trono y se ha casado, sin respetar las costumbres, con la viuda del muerto, Gertrudis. El espectro del padre aparece a Hamlet en la muralla del castillo de Elsinore, refiere las circunstancias del delito y pide venganza. Hamlet promete obedecer, pero su naturaleza melancólica le hace irresoluto y le obliga a diferir la acción; mientras tanto se finge loco para evitar la sospecha de que amenace la vida del rey. Se cree que ha turbado su mente el amor de Ofelia, hija del chambelán Polonio, a la que, habiéndola cortejado anteriormente, trata ahora con crueldad.
Hamlet comprueba el relato del espectro, haciendo representar ante el rey un drama (el asesinato de Gonzago), que reproduce las circunstancias del delito, y el rey no sabe dominar su agitación. En una escena en que clama contra su madre, Hamlet supone que el rey está escuchando detrás de una cortina y saca la espada, pero mata en cambio a Polonio. El rey, decidido a hacer desaparecer a Hamlet, le envía a Inglaterra con Rosencrantz y Guildenstern, pero los piratas capturan a Hamlet y lo devuelven a Dinamarca.
A su llegada encuentra que Ofelia, loca de dolor, se ha ahogado. El hermano de la muchacha, Laertes, ha vuelto para vengar la muerte de su padre Polonio. El rey, aparentemente, quiere apaciguarlos e induce a Hamlet y a Laertes a rivalizar, no en un duelo, sino en una partida de armas que selle el perdón; pero a Laertes le dan una espada con punta y envenenada. Hamlet es traspasado, pero antes de morir hiere mortalmente a Laertes y mata al rey, mientras Gertrudis bebe la copa envenenada destinada al hijo. El drama concluye con la llegada del puro Fortinbrás, príncipe de Noruega, que se convierte en soberano del reino.
Entre las escenas famosas, figuran la del monólogo de Hamlet (acto III, esc. 1) que empieza con el célebre verso "Ser o no ser, he aquí el problema" ("To be or not to be: that is the question"), o la del cementerio, donde Hamlet hace consideraciones sobre la cabeza de Yorick, bufón del rey. El juicio sobre Hamlet, en la mayoría de los críticos, se reduce a un juicio sobre el carácter del protagonista, expresamente concebido como viviendo una vida suya y externa al drama. En dicho punto de vista han sido seguidos los críticos por los autores que sacrifican al personaje de Hamlet todo el conjunto del drama, cortando sin preocupación, al representarlo, escenas consideradas desde dicho punto de vista como secundarias.
Pero el juicio sobre Hamlet es extraordinariamente complicado debido a una serie de problemas que no son divagaciones ociosas: ¿por qué, por ejemplo, Claudio no interrumpe el drama de Gonzago que reproduce las circunstancias de su delito, a la sola vista de la pantomima que precede a la declamación de los actores? ¿Por qué Hamlet emplea persistentemente con Ofelia un lenguaje obsceno e insultante? A tales preguntas, los críticos que se sitúan en un punto de vista estrictamente histórico responden alegando las frecuentes incongruencias de los dramas de la época: Granville-Barker llega a decir que "la intriga, como tal intriga, está desarrollada con escandalosa incompetencia". Otros críticos sostienen que gran parte del desarrollo se ha perdido y que el verdadero problema de Hamlet consistiría en tratar de reconstruirlo.
Así, mientras los críticos psicológicos explican la actitud de Hamlet hacia Ofelia como el resultado de la náusea sexual provocada en el príncipe por la conducta materna, los críticos históricos la relacionan con la intervención de Ofelia en el drama original, donde, como en el relato de Belleforest, no sería más que un instrumento del tío de Hamlet para seducir al príncipe. Y el lenguaje que Hamlet emplea con ella es precisamente el que adoptaría hacia dicho instrumento, aunque Ofelia no sea tal cosa en el drama de Shakespeare. Hamlet podía imaginar que lo fuese de haber oído las palabras de Polonio al rey en la segunda escena del segundo acto, verso 162 y sig.: "At such a time I'll loose my daughter to him" ("En ese momento le soltaré a mi hija"); donde "loose" no sólo implica que Polonio, que hasta entonces ha prohibido a Ofelia que se comunique con Hamlet, la dejará en libertad, sino que contiene una alusión al ayuntamiento de caballos y reses (para lo cual los isabelinos empleaban dicho verbo).
Cierto que Hamlet, más adelante (V. 174), llama a Polonio "a fishmonger" (pescadero), epíteto que se daba a los rufianes, y compara a su hija con un "carrion flesh" (carroña, pero también, en jerga isabelina, prostituta). Hay, pues, que imaginar, para explicar la actitud de Hamlet hacia Ofelia, que interpretase siniestramente su conducta a la luz de la frase de Polonio, sorprendida por él; se deduce, pues, como dice Dover Wilson, que hay que colocar en dicha escena la anotación "entra Hamlet".
Nota central de la tragedia es ciertamente la de la frase "The native hue of resolution is sicklied o'er with the pale cast of thought" ("El color natural de la resolución se enferma con el pálido tinte del pensamiento", III, 1, 85). Con Hamlet, que encarna esa actitud que ha sido definida como una enfermedad de la voluntad, contrastan Fortinbrás y Laertes, hombres de acción. Las alternativas de frenesí y de aparente apatía del carácter central señalan el ritmo de toda la tragedia, ritmo dijérase febril, con sus paroxismos y sus languideces, que da al drama su fascinación indistinta, tan difícil de analizar, pero siempre intuida por el auditorio, incluso en las reducciones y deformaciones que han sufrido las citadas escenas.

Comentario crítico (de F.D.)

Este drama trata de la venganza, pero el autor William Shakespeare también nos quiso mostrar la realidad humana, la forma en que se vive en otros lugares distintos a nuestro país, pero coincide con la actitud de algunas personas, y con los problemas que se viven aquí y en todas partes, como son la corrupción, los asesinatos, entre otros.
Escrita y representada por primera vez en fechas que pueden fijarse entre 1599 y finales de 1601 (iniciando, junto con la anterior Julio César, el llamado "período trágico" del autor, en el que vendrían a continuación obras del calibre de "Othello", "El Rey Lear" y "Macbetch", entre otras), Hamlet, al igual que la mayoría de las piezas de Shakespeare, tiene como base argumental una serie muy bien documentada de fuentes escritas. El texto de "Hamlet" ha llegado a nosotros a partir de tres ediciones de la época, dos de ellas aparecidas en vida del autor. La primera, llamada el "Primer Cuarto" por formato de la publicación fue registrada en 1602, y hay unanimidad en considerarla como una reconstrucción de memoria por parte de actores que, habiéndola representado previamente, quisieron incorporarla al repertorio de otra compañía. El texto resultante, 2.154 versos frente a 3.723 del "Segundo Cuarto", está además plagado de errores métricos, cortes estrambóticos y alteraciones de nombres de los personajes. Aceptada de manera tradicional como la más fiable, la segunda, el "Segundo Cuarto", fechada variablemente entre 1604 y 1605, se cree impresa sobre un manuscrito del propio Shakespeare. Sin embargo, recientemente, y sobre todo a partir del convincente trabajo de los responsables de "The Oxford Shakespeare", ha cobrado autoridad la hipótesis de que los editores de la tercera, el Folio de 1623, utilizaron un ejemplar del texto cuyos cortes, enmiendas y cambios nunca caprichosos habrían sido realizados por la mano del autor.
Como todos los personajes de Shakespeare, Hamlet es un prototipo de personaje, el prototipo de la duda. En Shakespeare se distinguen dos periodos,: el isabelino y el jacobino. Hamlet está escrita en el segundo periodo, también llamado "periodo oscuro", y es la exteriorización de un pesimismo sin esperanza y de una sombría visión de la humanidad. A partir de ese momento el protagonista de los dramas Shakesperianos ya no es un personaje cualquiera, sino más bien el individuo aislado, expresión de una humanidad que nunca cesa de interrogarse sobre sus razones de ser y los móviles de sus acciones.
Opinión de D.A.
En esta obra, una de las mejores obras dramáticas de Shakespeare, se ve una acción grande, interesante, trágica; que desde las primeras escenas se anuncia y prepara por maravillosos y espléndidos medios, capaces de llenar el ánimo de conmoción y terror. En el desenlace, el autor complica sin necesidad los nudos y los deshace de una solo vez.
Es una obra de no muy fácil lectura en la que las acciones suceden seguida y no hay muchos saltos temporales, lo que facilita las cosas. Pienso que esta es una buena novela, pero seria mejor verla en una representación, puesto que la mayoría, si no es que todas las novelas de este autor se pueden llevar a una representación teatral.

BIBLIOGRAFÍA

Gimenez G., Nidia. Hamlet. Análisis de la obra de Shakespeare. En www.avizora.com/publicacione/literatura/textos_0073.htm,
ICER. Instituto costarricense de enseñanza radiofónica El Maestro en Casa. (1984) Español 1. San José, Costa Rica.
MONITOR (1970) Hamlet. Editorial Salvat S.A. Pamplona. (1ª edición: 1966)
PROTAGONISTAS DE LA CIVILIZACIÓN: SHAKESPEARE.(1983) Editorial Debate/Itaca. Madrid.
SHAKESPEARE, W. (28ª edición 12-VI-1991). Hamlet. Editorial Espasa-Calpe. Madrid (1ª edición: 20-II-1938)
Varela Barboza, Marubeni, y Sandino, Walter. Español 10º año. Heredia, Costa Rica.
www.lapaginadefinitiva.com/literatura/Hamlet
www.bibliotecasvirtuales.com/biblioteca/Articulos/hamlet.asp
www.micromegas.com.mx/libromegas/lbmgs-t.stm

2 comentarios:

  1. felicidades esta muy bueno y completo me sirvio de mucho......

    ResponderEliminar
  2. muy bueno el post me encantó, yo estoy analizando esta obra para un examen de teatro y tengo una duda el conflicto principal cual es la venganza de hamlet contra su tio o el dilema constante de hamlet sobre matar o dejar vivir a su tio,me podria ayudar?

    ResponderEliminar